asesoria@asinem-asesores.com
942 235 958

Intercambio de la información necesaria para la gestión del IBI

//
Autor
/
Comentario0
/

El artículo 37.2 del texto refundido de la Ley del Catastro Inmobiliario (LCI), aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2004, de 5 de marzo, indica que la Dirección General del Catastro remitirá a las Administraciones tributarias la información catastral necesaria para la gestión, liquidación, recaudación e inspección de los tributos cuya aplicación les corresponde, en los términos que reglamentariamente se determinen.

De acuerdo a lo recogido en el artículo 74.5 del Real Decreto 417/2006, de 7 de abril, por el que se desarrolla texto refundido de la Ley del Catastro Inmobiliario, mediante la Resolución de 12 de marzo de 2014, la Dirección General del Catastro aprobó la forma de remisión, y la estructura, el contenido y el formato informático del actual fichero del padrón catastral, así como de los demás ficheros de intercambio con las entidades locales, de la información necesaria para la gestión del Impuesto sobre Bienes Inmuebles. Conforme establece el artículo 77.5 del texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, aprobado por Real Decreto legislativo 2/2004, de 5 de marzo (TRLRHL), dicho padrón, que se formará anualmente para cada término municipal, contendrá la información relativa a los bienes inmuebles, separadamente para los de cada clase y será remitido a las entidades gestoras del impuesto antes del 1 de marzo de cada año. Y a partir de la información contenida en el mismo y en los demás documentos expresivos de sus variaciones elaborados al efecto por la Dirección General del Catastro, se gestiona el Impuesto sobre Bienes Inmuebles.

Por otro lado, el artículo 72.4 del citado TRLRHL, establece que, dentro de los límites resultantes fijados en dicha disposición, los ayuntamientos podrán establecer, para los bienes inmuebles urbanos, excluidos los de uso residencial, tipos diferenciados atendiendo a los usos establecidos en la normativa catastral para la valoración de las construcciones. Y se recoge en la disposición transitoria decimoquinta del mismo texto legal, las normas de asignación de dicho uso, en tanto no se aprueben nuevas normas reglamentarias en materia de valoración catastral.

Entre la información recogida en el padrón catastral, para posibilitar la gestión del Impuesto sobre Bienes Inmuebles, y en concreto la asignación de tipos diferenciados, se incluye, de acuerdo al anexo 1 Fichero Informático de remisión del Padrón Catastral, de la Resolución de 12 de marzo, de 2014, la clave de Uso de los bienes inmuebles, recogiéndose entre dichos códigos de uso, la clave A-Almacén-Estacionamiento.

La reciente Sentencia del Tribunal Supremo 412/2023, de 31 de enero, fija doctrina sobre la interpretación que debe hacerse del artículo 72.4 y de la disposición transitoria decimoquinta del TRLRHL, respecto de los usos de los bienes inmuebles que habilitan la imposición de tipos de gravamen agravado o cualificado, en las condiciones y límites que establece el artículo 72, dictando que dichos usos son los que indica la mencionada disposición transitoria, por la remisión expresa que efectúa al cuadro de coeficientes del valor de las construcciones, sin que por tanto sea admisible habilitar dicha imposición respecto de usos combinados o de segundo y sucesivos grados distintos de los que figuran en la columna denominada usos en dicho cuadro. En tanto que el cuadro de coeficientes de la norma 20 del Real Decreto 1020/1993, de 25 de junio, por el que se aprueban las normas técnicas de valoración y el cuadro marco de valores del suelo y las construcciones para determinar el valor catastral de los bienes inmuebles de naturaleza urbana, con base en el cual se deben establecer los tipos diferenciados, no prevé el uso de «almacén-estacionamiento» como un uso diferenciado del «industrial», sino que se trata de una subcategoría dentro del industrial, dicta la mencionada sentencia que la fijación del uso «almacén-estacionamiento» como susceptible de aplicación de un tipo de gravamen agravado o cualificado de forma autónoma y diferenciada del resto de usos, contraviene lo dispuesto en las disposiciones mencionadas del TRLRHL, y la norma 20 del Real Decreto 1020/1993, que establece los usos: residencial, industrial, oficinas, comercial, deportes, espectáculos, ocio y hostelería, sanidad y beneficencia, culturales y religiosos; y edificios singulares, entre los que no se encuentra el uso almacén-estacionamiento.

Para facilitar la gestión del impuesto ajustándose a la doctrina establecida por la mencionada sentencia, en el formato del fichero del padrón catastral, es necesario sustituir el actual código A, referido inmuebles con construcción predominante de modalidad de almacén-estacionamiento, por un nuevo código U o S, para la identificación de los inmuebles con dicha modalidad constructiva, asociados al uso principal Residencial o Industrial, respectivamente, de los previstos en la primera columna del cuadro de coeficientes del valor de las construcciones de la norma 20 del Real Decreto 1020/1993.

De esta forma, para estos inmuebles, se diferencia en el campo de clave de uso, además de dicha modalidad, el uso predominante (Residencial o Industrial) que tienen atribuido y que debe ser el que se tenga en cuenta a los efectos de lo establecido en el artículo 72.4 y la disposición transitoria decimoquinta del TRLRHL para determinar la asignación del tipo de gravamen que corresponda.

Leave a Reply

RSS
Facebook
Twitter
Instagram
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad