asesoria@asinem-asesores.com
942 235 958

Noticias del sector

BREXIT: de 28 a 27 miembros en la Unión Europea

Según el artículo 50 del TUE (Tratado sobre la Unión Europea), todo Estado miembro podrá decidir, de conformidad con sus normas constitucionales, retirarse de la Unión Europea.

Este hecho se ha producido y, actualmente, la Unión cuenta con 27 países miembros. El Reino Unido salió de la Unión Europea el 31 de enero de 2020. Tras celebrarse el referéndum de 23 de junio de 2016 en el que el 51,9% de los votantes apoyaron su salida, el Gobierno británico invocó el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea.

Tras ello, se inició un proceso de dos años en el que se esperaba que la salida del país se produjera a fecha de 29 de marzo de 2019. En cambio, ese plazo fue prorrogado hasta tres veces. La primera vez, hasta el 12 de abril de 2019. La segunda, hasta 31 de octubre de 2019. Y, siendo, como suele decir “a la tercera, la vencida” el plazo volvió a prolongarse hasta el 31 de enero de 2020.

Reino Unido entró a formar parte de la Unión el 1 de enero de 1973. Desde entonces, han pasado casi 46 años siendo Estado miembro hasta que, el 17 de octubre de 2019, se acordara el Acuerdo de Retira.  Este acuerdo, garantiza la seguridad jurídica una vez que los tratados y el derecho de la Unión Europea dejen serles aplicables. 

El Acuerdo de Retirada consta de 185 artículos divididos en seis partes y tres protocolos adicionales, en concreto, consta de:

  • Protocolo sobre Irlanda/Irlanda del Norte.
  • Protocolo sobre las zonas de soberanía de Reino Unido en Chipre.
  • Protocolo sobre Gibraltar, cuyo contenido ha sido negociado entre la UE y Reino Unido sobre la base de negociaciones previas entre España y Reino Unido, tal y como establecen las orientaciones políticas del Consejo Europeo de abril de 2017.

En virtud de dicho acuerdo, también se establece un periodo transitorio hasta el 31 de diciembre de 2020. Ese periodo transitorio permite que el derecho de la UE sea aplicable a Reino Unido, salvo en lo relativo a la presencia en las Instituciones y estructuras de Gobernanza. Este periodo permitirá negociar una relación futura entre ambas partes y proporciona la posibilidad de prorrogarse ese periodo transitorio hasta un máximo de dos años. 

¿Cómo puede retirarse un Estado Miembro de la UE?

Como decíamos al comienzo, es posible que un país perteneciente a la Unión Europea pueda salir y dejar de serlo. Esta posibilidad existe en el artículo 50 del Tratado sobre la Unión Europea (Tratado de Maastricht).

Siempre y cuando el país cumpla con su propia normativa constitucional, el Estado Miembro que decida retirarse habrá de notificar su intención al Consejo Europeo. A la luz de las orientaciones del Consejo Europeo, la Unión comenzará las negociaciones con ese Estado y celebrará un acuerdo en el que establecerá la forma de su retirada, teniendo en cuenta el marco de sus relaciones futuras con la Unión.

Este acuerdo habrá de negociarse con arreglo al apartado 3 del artículo 218 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y el Consejo lo celebrará en nombre de la Unión por mayoría cualificada, previa aprobación del Parlamento Europeo.

A partir de la fecha en vigor del acuerdo de retirada o, en su defecto, a los dos años de la notificación de retirada al Consejo Europeo, los Tratados dejarán de aplicarse al Estado de que se trate, salvo si el Consejo Europeo, de acuerdo con dicho Estado, decide por unanimidad prorrogar dicho plazo.

De todo lo anterior, se deriva que el miembro del Consejo Europeo y del Consejo que represente al Estado miembro que se retire no podrá participar ni en las deliberaciones ni en las decisiones del Consejo Europeo o del Consejo que le afecten.

¿Qué obligaciones tiene Reino Unido hasta diciembre?

Entre febrero y diciembre de este año, todo el derecho de la UE, en todos los ámbitos políticos, seguirá siendo aplicable en Reino Unido. El mercado británico seguirá permaneciendo en la Unión Aduanera y en el mercado único europeo, continuará aplicando la política de justicia y asuntos de interior de la UE, y tendrá que respetar todos los acuerdos internacionales firmados por la Unión Europea.

La política exterior y de seguridad común de la UE también se aplicará durante esta fase. Otra prueba más de que el Brexit, como tal, todavía no se ha producido. Si británicos y europeos acordaran una prórroga del periodo de transición, este escenario se mantendría durante más tiempo.

¿Puede Reino Unido negociar acuerdos comerciales?

Londres tiene vía libre para negociar acuerdos comerciales pero las manos atadas para aplicarlos. Durante el periodo transitorio, "Reino Unido podrá celebrar acuerdos internacionales con terceros países", explica la UE, incluso en ámbitos de competencia exclusiva comunitaria.

Sin embargo, sólo podrá empezar a aplicar estos acuerdos una vez finalice el periodo de transición, porque durante el mismo, el mercado británico está sujeto a la unión aduanera. Ya durante la negociación de la primera fase del acuerdo, Reino Unido se ha mostrado optimista respecto a los pactos que firmará, especialmente con Estados Unidos. La gran pregunta es, si ahora que no cuenta con el respaldo de 500 millones de consumidores que representa la UE, verá reducido su poder negociador o primará la alianza histórica con EEUU.

Residente en Reino Unido

Quien ya es residente en Reino Unido (o británico residente en cualquier país comunitario) tiene los derechos de residencia, trabajo y acceso a la sanidad garantizados. "Proteger las opciones de vida de estos ciudadanos ha sido la primera prioridad", apunta la Comisión.

Pero no es tan fácil. "Tienes que registrarte como residente en el Sistema de Registro y tienes de plazo hasta junio de 2021", explica la Embajada británica en Madrid. Quien lleve cinco años de residencia continuada recibirá el estatus de asentado. Los ciudadanos extranjeros que lleven menos en Reino Unido recibirán el estatus de preasentado y podrán solicitar el de asentado cuando cumplan los cinco años. Ya hay más de 170.000 españoles registrados de los 2,45 millones de europeos con estos estatus.

También disfrutarán de este derecho los familiares de estos residentes que todavía no residan en el país.

Me tengo que ir ahora a Reino Unido

Quien tenga planeado residir en Reino Unido lo tendrá infinitamente más fácil si lo hace antes de que acabe el periodo transitorio. "Si te vas antes del 31 de diciembre de este año disfrutarás de las mismas condiciones que los que están allí en la actualidad. También tendrás que registrarte como residente", apunta la Embajada británica. Para no perder el estatus, eso sí, el ciudadano no podrá ausentarse de Reino Unido durante más de 5 años seguidos.

Una vez finalice el periodo transitorio, los ciudadanos europeos que quieran residir en Reino Unido deberán atenerse a las exigencias que imponga entonces el país anglosajón, y que serán anunciadas por el gobierno británico a lo largo de este año.

¿Y los turistas?

Durante este año seguirá siendo posible viajar a Reino Unido como a cualquier otro país comunitario, utilizando el DNI y transitando los pasillos de los aeropuertos destinados a viajeros europeos. "Los cambios que haya a partir de 2021 se notificarán con tiempo suficiente", avanza la Embajada británica. En las últimas conversaciones, ambas partes barajaban la opción de que no sea necesario visado para estancias cortas.

En cuanto a los españoles que estén registrados como residentes en Reino Unido, podrán seguir usando su DNI al menos hasta 2025.

Durante la fase transitoria, además, tanto los españoles que viajen a Reino Unido como los británicos que visiten España podrán seguir utilizando el móvil (y el roaming) como hasta ahora. A partir de 2021, dependerá del acuerdo alcanzado.

Libre comercio durante 11 meses

Las empresas comunitarias y británicas podrán seguir comerciando de la misma manera que hacían hasta ahora, sin ningún tipo de barreras durante los próximos 11 meses (o hasta que dure el periodo de transición, en caso de prórroga). El tipo de relación comercial futura dependerá del acuerdo al que lleguen Reino Unido y la UE.

Y Gibraltar

Bruselas es tajante en que "ningún acuerdo entre la Unión y Reino Unido podrá aplicarse al territorio de Gibraltar sin acuerdo entre el Reino de España y Reino Unido".

Y aunque las negociaciones de la primera fase ya han concluido, la soberanía del Peñón todavía no se ha acordado. Aunque ambas partes han firmado varios memorandums bilaterales para garantizar el movimiento de ciudadanos que se desplazan todos los días al Peñón para trabajar, lo cierto es que no está clara la futura relación con Gibraltar, más allá de un área de prosperidad compartida, según aspira el Gobierno español.

Si el Estado miembro se ha retirado de la Unión, ¿puede solicitar de nuevo su adhesión?

El Estado miembro que se haya retirado de la Unión podrá solicitar de nuevo su adhesión, y en tal caso, su solicitud se someterá al procedimiento establecido en el artículo 49 del TUE.

Con ello, al igual que cualquier nuevo adherente, el Estado en cuestión tendrá, en primer lugar, que respetar los valores de respeto de la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, Estado de Derecho y respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas pertenecientes a minorías. Estos valores son comunes a los Estados miembros en una sociedad caracterizada por el pluralismo, la no discriminación, la tolerancia, la justicia, la solidaridad y la igualdad entre mujeres y hombres. En segundo lugar, deberá comprometerse a promoverlos. Y finalmente, si todo ello es así, podrá solicitar el ingreso como miembro en la Unión.

Posteriormente, se informará de esta solicitud al Parlamento Europeo y a los Parlamentos nacionales. El Estado solicitante dirigirá su solicitud al Consejo, que se pronunciará por unanimidad después de haber consultado a la Comisión y previa aprobación del Parlamento Europeo, el cual se pronunciará por mayoría de los miembros que lo componen. Se tendrán en cuenta los criterios de elegibilidad acordados por el Consejo Europeo.

Las condiciones de admisión y las adaptaciones que esta admisión supone en lo relativo a los Tratados sobre los que se funda la Unión serán objeto de un acuerdo entre los Estados miembros y el Estado solicitante. Pero dicho acuerdo se someterá a la ratificación de todos los Estados contratantes, de conformidad con sus respectivas normas constitucionales.

Source: Actualidad normativa

RSS
Facebook
Twitter
Instagram